0

¿MITOS EN EL ENTRENAMIENTO?¿VERDAD O MENTIRA?

Buenos días chic@s, hoy  traemos una temática nueva para compartir con todos vosotros,  y es el tema de los “típicos MITOS” del deporte y lo que siempre hemos escuchado sin pararnos a pensar, si de verdad es cierto o no…

 La primera pregunta que vamos a contestar es:

 ¿SI BEBEMOS AGUA ANTES DE CORRER ESTAMOS PROMOVIENDO LA APARICIÓN DE FLATO?

 Esto es FALSO.  Durante mucho tiempo siempre hemos escuchado que beber agua antes del ejercicio hará que el estómago pese más y las oscilaciones provocarán la aparición del flato. Pero lo primero que debemos saber es ¿Qué es el flato?

 El inicio del dolor del flato se produce por el déficit de oxígeno y la fatiga de los músculos implicados en la respiración,  por ejemplo, si un día queremos salir a correr y somos personas que no estamos acostumbrados a trabajar la carrera, deberíamos activar la musculatura respiratoria y hacer un buen calentamiento para ir preparando al cuerpo y al sistema respiratorio.

Por lo cuál siempre debemos hacer un buen calentamiento y empezar a entrenar de forma progresiva, ya que si nos saltamos estos pasos no llegará suficiente sangre a los músculos respiratorios y la fatiga y el déficit de oxígeno provocarán ese dolor llamado Flato. Con respecto al tema del agua, está claro que no podemos hincharnos a beber agua antes del entrenamiento, pero hay que estar hidratados antes, durante y después del ejercicio. Todas las investigaciones apuntan a que el Flato aparece por la falta de oxígeno y el agua, parece ser, que tiene un papel inexistente en su aparición.

Otra de las cuestiones que vamos a contestar en el día de hoy y que a muchos les interesará saber es:

¿EL MÚSCULO SE CONVIERTE EN GRASA Y VICEVERSA?

 Ésta es una de las afirmaciones que más se pueden escuchar en los gimnasios convencionales, y la respuesta es NO.

Para que se produzca un aumento del músculo, o mejor dicho, de la masa muscular, se necesita entrenamiento, buena comida y descanso.

Y cuando dejas de entrenar ocurre todo lo contrario, se produce una atrofia, reducción o disminución de un órgano o en este caso del tejido muscular por la falta de uso, y es por ello que cuando se deja de entrenar los músculos pierden ese tono muscular que han podido llegar a conseguir.

La grasa y los músculos son dos componentes de nuestro organismo totalmente independientes y la única relación que tienen es que las grasas son una importante fuente de energía de nuestro cuerpo, y es de donde los músculos sacan el empuje para realizar el ejercicio.

 En definitiva, no es que el músculo se convierta en grasa, sino que vamos cambiando nuestra composición corporal, obteniendo mas % de músculo y menos % de grasa.

Referencias bibliográficas:

– El libro “del sillón al maratón”

– López Miñarro, p. a. (2002) “Mitos y falsas creencias en la práctica deportiva”. Barcelona: INDE.

Autora:

Pepa Gimenez-Guervós

  • Licenciada Ciencias Actividad Ciencias del Deporte.
  • Máster en Promoción de la Salud mediante la Actividad Física.
  • Entrenadora personal centro Rq Clemente Entrenamiento.
¡Compártelo!

raquelclemente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *