0

Riesgos intrínsecos y preparación física padel

En la entrada por qué hacer preparación física en padel queda claro la importancia de llevar a cabo una preparación integral en este deporte, donde los objetivos principales deben ser, según nos cuenta Julio Tous:

1. PREVENCIÓN: partiendo de la característica de las acciones que se desarrollan (bloqueos, arranques, impulsos…), es necesario responder a las dificultades mecánicas y musculares de la actividad garantizando la preparación del organismo para desarrollar eficientemente su función.

2. OPTIMIZACIÓN: entrenamiento físico de calidad y adaptado.

Entrenamientos orientados a la búsqueda de una preparación física integral eficiente compuesta por la forma física óptima, preparación técnica que nos permitan resolver las situaciones motrices exitosamente.

a. Aprendizaje psicomotor: por una parte incluye el entrenamiento de los factores de condición física (resistencia, fuerza, velocidad…) y destrezas coordinativas (técnica)

b. Aprendizaje cognitivo: aplicabilidad de todos los elementos psicomotores a situaciones de juego.

El binomio “entrenamiento de técnica-situación de juego-físico” es la clave de la mejora. La prevención es uno de los puntos fundamentales que vamos a desarrollar en nuestra metodología de trabajo. Adquiere la misma importancia que trabajar los factores de rendimiento, ya que una lesión hará que esos factores de rendimientos se vean mermados.

factores de riesgos intrínsecos

En concreto, vamos a centrarnos en esta entrada en los factores de riesgo intrínsecos para atender a la prevención de lesiones. Nos estamos refiriendo a: 

  1. Las lesiones previas: factor predictivo. Las lesiones graves suelen estar precedidas frecuentemente por lesiones de menor gravedad del mismo tipo y zona anatómica. Es decir, se debe tener una actitud de alerta ante el deportista que ha sufrido ciertos tipos de lesión, ya que existen afecciones que tienen tendencia a provocarse de nuevo.
  2. La alteración propioceptiva: la posición articular está influenciada por diferentes propioceptores, donde los más relevantes son los mecanorreceptores, situados a nivel muscular, tendinoso, ligamentos y capsular. Esta capacidad propioceptiva puede verse influida negativamente por la aparición de la fatiga, la lesión del tejido muscular y otros parámetros. Aunque debemos conocer la limitación que tiene el trabajo propioceptivo, ya que este parámetro es muy difícil de variar.

  3.  La falta de fuerza: la movilidad normal depende de la interacción de los estabilizadores articulares estáticos (estructura ligamentosas y los meniscos) y de los estabilizadores activos (la musculatura). Si se produce cualquier tipo de alteración es muy fácil y probable que se produzca algún tipo de lesión.
  4. Rango de movimiento (ROM): para el desarrollo del movimiento necesitamos tener articulaciones “saludables”. La falta de rango de movimiento puede llevar a la falta de eficiencia en el gesto a realizar, tanto a la hora de llevar los diferentes ejercicios más específicos de la planificación deportiva, los gestos técnicos, y ser parte consecuente de las descompensaciones musculares y articulares previas a una lesión. 
  5. Coordinación neuromuscular: Es decir, es la relación existente entre el sistema nervioso el aparato musculo-esquelético cuando ejecutamos una tarea motriz. 
  6. Extremidad dominante-no dominante: el padel tiene un carácter anatómico predominantemente asimétrico. El lado dominante de la parte superior se implica mucho más en cada golpe que el no dominante. El lado no dominante actúa como equilibrador del gesto técnico. Este carácter asimétrico es el principal causante de lesiones tanto por la descompensación de fuerzas entre agonistas y antagonistas. 

Juntos con los riesgos intrínsecos en la preparación física en padel, hay que analizar los mecanismos lesivos, que veremos en el siguiente post. 

Bibliografía:

1. Romero,D.,Tous,J. (2010). Prevención de lesiones en el deporte. Madrid: Editorial Médica Panamericana.

¡Compártelo!

raquelclemente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *